Cada individuo tiene necesidades específicas, por lo que el seguimiento del profesional de la salud es esencial para llevar a buen término un razonamiento individualizado.

Tratamiento global del individuo

Su experiencia y sus conocimientos médicos le permiten, en especial, aplicar un enfoque global que incluya el entorno y aspectos como la nutrición, el estrés, el sueño, la actividad física o también las microbiotas.

Consulta de micronutrición

La micronutrición se interesa por los micronutrientes y la manera en que el organismo los utiliza. Su objetivo es identificar los desequilibrios de micronutrientes y mantener un buen equilibrio de la alimentación, si es necesario con una complementación adecuada.

El concepto de micronutrición se basa en un enfoque personalizado. En efecto, las necesidades de micronutrientes difieren según los individuos. Dependen de factores constitucionales propios de cada uno, de factores medioambientales (contaminación, tabaco, alcohol...), pero también de la existencia de un estado fisiológico particular (embarazo, actividad física, menopausia).

Establece la relación entre los hábitos alimentarios y los trastornos funcionales a los que se enfrenta el paciente de forma permanente (falta de energía, bajones de ánimo, trastornos de la digestión, fatiga, memoria...).

Experiencia en fitonutrición

La fitonutrición requiere una experiencia específica y unos conocimientos científicos de las plantas y sus compuestos.

Un profesional de la salud formado en este proceso es indispensable para aconsejarle. Tendrá en cuenta al individuo en su globalidad y privilegiará los extractos vegetales más ricos en compuestos y más biodisponibles.

Herramientas a disposición del profesional de la salud

En las entrevistas individualizadas, el profesional de la salud dispone de herramientas que le permiten evaluar de manera precisa su perfil. Por medio de cuestionarios específicos o de exploraciones biológicas por parte del médico, el profesional de la salud establece una síntesis global de su estado fisiológico.

El profesional de la salud también puede darle consejos higiénico-dietéticos, indispensables para la mejora de la calidad de vida.

Cada acción para vivir mejor es individual, por lo que es esencial un seguimiento regular del profesional para acompañarle, aconsejarle y seleccionar las soluciones más adecuadas a sus necesidades específicas. El profesional de la salud puede ser un médico general o especializado, un farmacéutico o auxiliar de farmacia formado en micronutrición, microbiotas, fitonutrición.